Eurocopa: Suiza se durmió y dejó escapar la victoria ante Gales


Suiza y Gales igualaron 1 a 1 en el Estadio Olímpico de Bakú en el estreno de ambos seleccionados en el grupo A de la Eurocopa. De esta manera, comparten el segundo puesto de la zona que encabeza Italia, que el viernes había iniciado su camino en el certamen goleando 3 a 0 a Turquía en Roma.

El partido en la preciosa capital azerí se planteó desde el inicio como un duelo de estilos. Los suizos, que tienen un aceitado sistema desarrollado durante los siete años de gestión del entrenador bosnio Vladimir Petkovic, apostaron a una paciente tenencia del balón, al desequilibrio que pudieran generar Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, y a la potencia de Breel-Donald Embolo.

Gales, que en 2016 había llegado a las semifinales en su primera participación en la Euro, se limitó a esperar ordenado en su campo y jugar sus fichas a la velocidad de Daniel James y Gareth Bale.

Breel Embolo intenta maniobrar ante la marca de Gareth Bale. (Foto: Ozan Kose / AFP)

Pese a su postura poco ambiciosa, el conjunto dirigido por Rob Page (debió reemplazar a Ryan Giggs, quien en enero deberá afrontar un juicio por haber agredido a su expareja) tuvo la chance más clara del primer tiempo, con un cabezazo de Kieffer Moore que el arquero Yann Sommer envió al córner.

En un primer capítulo apenas modesto, los helvéticos también tuvieron la suya a los 20 minutos con un lindo taco de Fabian Schär que obligó a una reacción a puro reflejo del guardavalla Danny Ward.

En el arranque del complemento, el multicultural elenco de Petkovic encontró la ventaja gracias a un córner desde la derecha del capitán Xhaka, de origen kosovar, y un cabezazo goleador de Embolo, de ascendencia camerunesa.

El tanto no solo fue un beneficio para los helvéticos, sino también para el juego. Porque recién entonces sonó el despertador de los galeses, que salieron de la cueva y se lanzaron mucho más decididos a la caza del empate.

En eso Suiza les dio una mano, ya que optó por replegarse y favoreció el avance de su rival. Con uno de sus recursos favoritos, los británicos alcanzaron la parda a los 29 minutos: a la salida de un córner desde la derecha, la defensa suiza falló, Kieffer Moore anticipó después de un centro corto de Joseff Morrell y batió a Sommer.

El último cuarto de hora fue lo mejor del duelo, ya que ambos equipos se jugaron el resto en busca de la victoria y tuvieron sus chances para lograrlo. Las más claras pertenecieron al equipo de Petkovic, pero fueron frustradas por Ward, que se lució ante un cabezazo de Embolo, y por el VAR, que entró en acción para anular una maniobra que había terminado con el balón en la red impulsado por Mario Gavranovic.

La próxima presentación de estos dos conjuntos será el miércoles: Gales se medirá con Turquía en Bakú a las 13 y Suiza viajará a Roma para medirse a las 16 con Italia en el Olímpico.

Este sábado habrá otros dos encuentros de la Eurocopa, correspondientes al grupo B: Dinamarca recibirá a la debutante Finlandia a las 13 en el Parken Stadium de Copenhague y Bélgica, uno de los grandes favoritos para quedarse con el título, enfrentará a las 16 a Rusia en San Petersburgo.

Eurocopa 2021



Fuente