Estrategias comerciales para encarar la venta de trigo


El analista participó de la jornada online A Todo Trigo realizada esta semana y puso en consideración algunas estrategias para encarar la venta de granos. Así, dentro de las definiciones iniciales, puntualizó que es importante prestar atención no solo al plan de siembra y al análisis de costos, sino también al “precio de indiferencia”, “precio de presupuesto” y “programa de porcentaje de ventas”. Estas variables entran en juego en un proceso en donde se conjugan la visión de mercado como punto de partida, y “una evaluación de la posición”, para la definición de la estrategia y su ejecución.

Así, graficó un esquema con cuatro estrategias posibles. La primera, en uno de los extremos, “la de no vender”, quizás la más popular entre muchos productores. “Soy alcista, me quedo con los granos y espero la suba”, resumió. En el otro extremo se encuentra “la estrategia del vendo todo”. Y aquí ubicó a los productores que creen que, en momentos como estos, ya se alcanzó el techo del precio o que la rentabilidad lo convence. Según Romano, este segmento es el menos representativo de los productores argentinos. Entre estas dos puntas, se encuentran dos caminos intermedios. “No vender + comprar PUT” y “Vender + comprar CALL”.

Según el técnico de FYO, “No vender + comprar PUT” responde al siguiente razonamiento: “Lo peor que me puede pasar es vender a 191 dólares, estar 5 dólares por debajo de un mercado alcista”. En tanto que si se opta por la estrategia de “Vender + comprar CALL”, “vendo a 215 dólares y compro CALL trigo a diciembre a 236 costo 6 y ya aseguré 209”. Es decir, que “si me equivoco, a partir de 236 recupero 1 dólar/tn, pero los primeros 21 no lo veo”.

En otro tramo, Romano sostuvo que es importante tener “una visión del mercado”, a pesar de que sea “soberano”. “El desafío está en elegir la mejor estrategia para el escenario más probable, manteniendo el piso y la palanca”, remarcó. En este tramo, también advirtió sobre las “intervenciones suaves” que pueda hacer el Gobierno y los cierres de registro. “Se puede analizar cómo son los registros y cómo van los saldos exportables; cuando el saldo es chico hay mucho riesgo de intervención”.

Uno de los caminos, explicó, es ir haciendo “una venta paulatina, sin pausas pero sin prisas, del 20% y comprar PUT por un 30% adicional haciendo promedio”.

“Este es el año de los PUTs. En los mercados alcistas los PUT son la estrategia  más confiable. Con una proyección de ventas y compra de PUT, calzamos costos de producción, calzamos el capital que tengo para invertir. Otro dato interesante es que los PUTs son papeles; no está comprometida mercadería física”, remarcó. “Más adelante veré si el negocio es vender en cosecha o vender en diferido porque el mercado me muestra un pase hacia adelante, porque se espera que Brasil entre en el mercado. O si podemos hacer un mejor negocio vendiendo al consumo interno”, dijo.



Fuente