Es productor ganadero y funcionario santafesino y pide por la reapertura de las exportaciones de carne



Cuando se anunció el cepo a las exportaciones de carne, uno de los primeros que salió a criticar la medida fue el propio gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, uno de los políticos aliados al Gobierno.

“La solución es aumentar la producción y no cerrar las exportaciones”. “Tenemos las condiciones para abastecer el mercado interno y externo, manteniendo la posibilidad de exportar nuestros productos al mundo”, había dicho el mandatario santafesino, en su cuenta de Twitter.

Y ahora se sumó Daniel Costamagna, quien es ministro de Producción de la provincia santafesina y además, es productor ganadero.

“Ya habíamos tomado una posición muy clara, lejos de la confrontación. le acercamos propuestas para llevar adelante, pero obviamente con las exportación abiertas. Es lo primero que se debe resolver”, dijo el funcionario haciendo alusión sobre la posición del Gobierno de Santa Fe.

En este sentido, le plantearon medidas de estímulo para incrementar el peso de faena para el mercado interno, no solo para el feedlot, sino para los que tienen una producción semi intensiva. Esto es para llevar la media res a 95 kilos en hembras y 110 kilos en machos. Y a su vez, establecer un esquema para que las exportaciones alcancen un mínimo del 30% de la producción de carne en 5 años.

Según explicó, en primer lugar la medida perjudica principalmente a la primera etapa de la cadena ganadera, que es el criador. “Está en etapa de tacto y la vaca que no queda preñada va destinada a China y cerrar este mercado en este momento genera preocupación”, dijo en declaraciones a Radio Colonia.

.Además, enfatizó que también impactará en los frigoríficos exportadores, en donde en la provincia santafesina hay 10.000 operarios en las 10 plantas dedicadas a las exportaciones.



Fuente