En plena segunda ola, África supera las 100.000 muertes

Veintiún países de África ahora tienen tasas de letalidad que son más altas que el promedio mundial.

África sobrepasó este viernes la barrera de las 100.000 muertes por coronavirus, mientras enfrenta una segunda ola de la pandemia y busca acelerar el despliegue de vacunas, informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC).

Desde que se detectó el primer contagio continental el 14 de febrero de 2020 en Egipto, los 55 países miembros de la Unión Africana acumulan 100.294 decesos, un 4% del total mundial, y 3,79 millones de contagios, un 3,5% de los casos del planeta, según la web oficial del CDC .

El continente de unos 1.300 millones habitantes tiene planeado recibir suministros de vacunas para poder administrarlas a entre el 35% y el 40% de su población antes de fines de 2021 y el 60% para fines de 2022.

Un grupo de trabajo creado por la Unión Africana dijo que Rusia ofreció 300 millones de dosis de la Sputnik V, que estarán disponibles en mayo, que se sumarán a 270 millones de dosis de las farmacéuticas AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson que la Unión Africana (UA) obtuvo previamente 

Las muertes por la Covid-19 aumentaron en un 40% en el continente el mes pasado en comparación con el anterior, según informó la semana pasada a periodistas el jefe de África de la Organización Mundial de la Salud, Matshidiso Moeti. 

Este aumento constituye una “advertencia trágica de que los trabajadores de la salud y los sistemas de salud en muchos países de África están peligrosamente sobrecargados”, dijo Moeti, y la prevención de casos graves y hospitalizaciones es crucial.

Sin embargo, en la semana que terminó el pasado domingo, el continente experimentó una disminución del 28% en las muertes, dijo el jueves el CDC de África.

Si bien el continente no está experimentando un número “masivo” de muertes, afirmó que la mayoría de las personas en África ahora conocen a alguien que ha muerto por Covid-19. 

Veintiún países de África ahora tienen tasas de letalidad que son más altas que el promedio mundial entre ellos Sudán, Egipto, Liberia, Mali y Zimbabwe y la tasa de letalidad en todo el continente sigue siendo más alta que el promedio mundial en 2.6%.

Tanzania

En el inusual caso de Tanzania, nadie sabe cuántas muertes o incluso infecciones se produjeron desde que el país de unos 60 millones de personas dejó de actualizar su número de casos en abril.

Pero mientras el presidente, John Magufuli, afirma que la pandemia fue derrotada y cuestiona las nuevas vacunas sin ofrecer pruebas, las redes sociales en los últimos días evidencian un aumento preocupante en los avisos de muerte de familias que dicen que sus seres queridos fallecieron mientras luchaban por respirar. 

Tanzania es ahora uno de los ocho países africanos con la variante más infecciosa del virus que se encontró por primera vez en Sudáfrica, según la OMS, citando a viajeros desde ese país a los que se descubrió en el extranjero que tenían esa cepa.

Otro lugar donde no se contabilizan las muertes por Covid-19 es la región de Tigray en Etiopía, donde un conflicto entre las fuerzas etíopes y separatistas entró en un cuarto mes y el sistema de salud se derrumbó en medio de saqueos y ataques de artillería. 

Las Naciones Unidas advirtieron sobre una “transmisión comunitaria masiva” del virus en esa región.

Fuente