En marzo, el consumidor pagó 11,7 veces más la zanahoria de lo que recibió el productor


La brecha de precios para el promedio de los 24 principales productos agropecuarios que participan de la mesa familiar volvió a mejorar en marzo, al bajar de 4,4 veces en febrero a 4,29 veces, aunque sigue siendo muy alta para la mitad de los productos relevados.

La baja mensual se explica por una mejora de 2,8% en los precios al productor, que compensó el incremento mensual en los precios al consumidor. Así, la brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor en el campo por sus productos agropecuarios se redujo por segundo mes consecutivo, al bajar 3% en marzo.

La participación del productor en los precios de venta fue de 29,9%, levemente por debajo del 30,4% alcanzado en febrero.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino, relevados no solo en verdulerías y mercados por un equipo de 30 encuestadores, sino también mediante un monitoreo de los precios online de los principales hipermercados del país, durante la segunda quincena del mes.

En marzo las mayores brechas se dieron en: zanahoria, con una diferencia de 11,7 veces, calabaza (10,7 veces), ocupando ese lugar por segundo mes consecutivo, zapallito (7,1 veces) y pera (6 veces).

Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: acelga (1,5 veces y ocupando ese lugar por segundo mes seguido, repollo (1,8 veces), pollo (2,16 veces) y berenjena (2,19).

grafico

En marzo hubo 13 productos con subas en sus brechas y 11 con bajas. Si bien hubo mayor cantidad de bajas, éstas resultaron más profundas que los aumentos y determinaron la leve mejora registrada en el IPOD.

lIPOD manzana roja: bajó 40%, sumándose así al descenso de 44,6% registrado en febrero. La disminución del mes ocurrió por una baja de 9% en los precios de destino frente a un aumento de 51% en los precios de origen. La variación del precio en origen, según comentaron los productores consultados, responde al ingreso de la nueva cosecha, produciéndose una recomposición de precios. Además, hay poca fruta (cosecha 2020) y la disponible se encuentra en cámaras de frío. La poca oferta también provocó el aumento del precio al productor.

lIPOD pera: bajó 34%, explicado por una caída de 7% en los precios de destino frente a un aumento de 41% en los precios de origen. En origen, la variación del precio se debe a los mismos motivos que provocaron el aumento en la manzana (recomposición de precios interanual), dado que suelen ser los mismos productores rionegrinos los que la producen en la misma temporada.

lIPOD tomate: subió 47% por un incremento de 12% en los precios al consumidor y una disminución de 23% en los precios de origen.

lIPOD lechuga: subió 38%, revirtiendo la caída de 48% que tuvo en febrero. El aumento mensual responde a una suba de 16% en los precios de destino y una baja de 15% en origen. Sobre la variación del precio en origen, los productores comentaron que se debe a una corrección del precio, dado que la lechuga (la hoja verde en general) había tenido un fuerte aumento en febrero debido a factores climáticos adversos en las principales provincias productoras (sequías en Santa Fe y fuertes temporales en algunos cordones verdes de Buenos Aires).



Fuente