El video de la marina británica probando un jet-pack similar al traje de Iron Man


Muchas de las fantasías que aparecen en cine o la literatura terminan por inspirar a la realidad. Así, la Royal Navy británica está ensayando un sistema de traje a reacción del tipo “Iron Man como método para el abordaje de barcos en movimiento en alta mar.

Se trata del equipo de vuelo individual de la compañía británica Gravity Industries, que ya ha probado también su sistema con la Fuerza de Operaciones Marítimas Especiales de Países Bajos.

El video publicado por Gravity Industries muestra el método rápido de abordaje mediante el jet a reacción. La empresa hizo las pruebas durante tres días con 42 comandos de Infantería de la Marina del buque de patrulla de la marina británica HMS Tamar.

En la toma, el soldado aterriza en el barco y luego saca una pistola, una vista previa de cómo los militares y la policía quieren usar las mochilas propulsoras para misiones de infiltración rápida.

Cada traje a reacción de Gravity cuesta aproximadamente 430.000 dólares.

Los abordajes suelen hacerse mediante embarcaciones de alta velocidad (RIB) que se sitúan a un costado del barco y el lanzamiento de una escalera que permita subir.

La alternativa, más complicada, es un helicóptero. En el video se ve como un comando parte de una lancha y en unos pocos segundos se posa en la cubierta del barco antes de lanzar una escalerilla a sus compañeros.

Llegada por sorpresa

De igual forma, el soldado puede volar desde el buque hasta la lancha, en la que aterriza también de forma muy suave.

El traje de chorro de Gravity utiliza cuatro motores a reacción montados en el brazo y en la espalda para producir más de 1000 caballos de fuerza de empuje. Gracias al diseño, su portador puede ajustar su velocidad y trayectoria cambiando la posición de sus brazos.

La Royal Navy británica está ensayando un sistema de traje a reacción del tipo “Iron Man”.

La Royal Navy británica está ensayando un sistema de traje a reacción del tipo “Iron Man”.

Los dos motores a reacción están unidos a cada mano, así como uno más grande en la parte posterior. Según Gravity Industries, el equipo pesa aproximadamente 27 kilogramos y puede elevar a una persona que pesa 85 kilogramos a una altitud de 3600 metros.

Estos trajes voladores pueden alcanzar velocidades de unos 135 kilómetros por hora y tienen una autonomía de más de 10 minutos, por lo que hasta ahora sólo podrían usarse para misiones cortas y cuidadosamente planeadas.

El mismo traje fue usado por el fundador de Gravity Industries, Richard Browning, en 2019, quien rompió su propio récord mundial de velocidad al alcanzar un pelo de más de 136.7 kilómetros por hora mientras volaba sobre el Brighton Pier de Inglaterra.

Uno de los handicaps para la adopción de este sistema de acceso rápido a lugares difíciles es su precio.

Cada traje a reacción de Gravity cuesta aproximadamente 430.000 dólares. El fundador de la empresa, Richard Browning, hijo de un ingeniero aeronáutico, pasó seis años en la Marina Real británica.

Desde que se lanzó el primer traje a reacción de Gravity, en el 2016, la compañía ha participado en más de 105 eventos de vuelo en 31 países, ha establecido colaboraciones de búsqueda y rescate y militares, ha formado a más de 50 clientes para que vuelen en los Estados Unidos y en el Reino Unido y está preparando una serie de carreras internacionales con este tipo de equipo de vuelo individual.

SL



Fuente