El trigo tiene con qué defenderse de las enfermedades


El manejo sanitario del cultivo de trigo se ha convertido en uno de los principales puntos de atención, en especial el control de enfermedades resistentes como mancha amarilla y roya anaranjada, a las que se suma la roya amarilla (con sospechas de resistencia en algunos países).

En “A Todo Trigo 2021”, UPL presentó los resultados que tras dos campañas de uso arroja Tridium, el único fungicida triple mezcla con acción multisitio para el control de enfermedades resistentes.

Andrés Fabbris Rotelli, gerente de Fungicidas e Insecticidas de UPL Argentina, fue el encargado de compartir la exitosa experiencia obtenida con Tridium, el único fungicida triple mezcla con acción multisitio para trigo lanzado en 2019.

Tridium está compuesto por tres modos de acción distintos: Azoxystrobina (del grupo de las Estrobilurinas), Tebuconazole (del grupo de los Triazoles) y el multisitio Mancozeb (del grupo de los Ditiocarbamatos). Tiene un efecto preventivo y una formulación WG, con gránulos dispersables de última generación. Además, no presenta problemas de incompatibilidad con otros productos, como los insecticidas.

“Su acción multisitio, debida al Mancozeb, actúa en seis diferentes sistemas de la célula del hongo al mismo tiempo. Al encargarse a la vez de las diferentes estructuras enzimáticas de la célula fúngica es muy difícil que el hongo pueda generar mutaciones y se reporten casos de resistencia”, explicó Fabbris Rotelli.

El gran tema de las resistencias

Al presentar el panorama sanitario del cultivo de trigo, Fabbris Rotelli detalló que las más importantes en los últimos años son las royas. Puntualmente diferenció que existe la “histórica” roya anaranjada, pero además una nueva roya amarilla, que provino de Europa. Esta cepa, alertó, “es mucho más agresiva y virulenta”. Seguido, y en bastante menor importancia, se destaca el complejo de manchas, principalmente la mancha amarilla y septoria, como enfermedades más relevantes, pero siempre por debajo de las royas.

En este punto, el especialista advirtió que está confirmada la resistencia a las tradicionales mezclas de estrobirulinas y triazoles para controlar roya anaranjada y mancha amarilla, lista a la que está a punto de sumarse la roya amarilla. “Esto es una señal, una alarma, para empezar a ver esta enfermedad como potencialmente resistente y actuar en forma preventiva”, detalló y recomendó tener en cuenta en la elección de variedades la susceptibilidad de cada una a los distintos tipos de enfermedades para su posterior manejo.

Según los más de 70 ensayos de uso realizados durante las últimas dos campañas en zonas como el sur de Santa Fe, sur de Córdoba, Entre Ríos, centro-norte de la provincia de Buenos Aires y sureste de Buenos Aires, Tridium demostró no sólo un control efectivo de las enfermedades sino también colaborar en rendimientos de más de 7000 kg/ha. En todos los casos, los niveles de control demostrados por el único fungicida triple mezcla y multisitio del mercado en los diferentes ensayos y para enfermedades como las royas y la mancha amarilla fueron superiores al 90%.

“Todos los datos recabados demuestran que Tridium es una excelente herramienta para rotar modos de acción, frenar la generación de resistencias y lograr excelentes niveles de control de enfermedades, sosteniendo rindes elevados que superan en más de 300 kg/ha a los tratados con fungicidas desarrollados con mezclas convencionales”, concluyó Fabbris Rotelli.

Mirá también



Fuente