El QR reemplaza al papel en el monitoreo del picudo algodonero


El Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Picudo del Algodonero (PNPEPA) del Senasa lleva adelante este sistema de detección utilizando una aplicación para celulares. Así, quienes realizan las revisiones de trampas tienen la posibilidad de registrar todos los datos referidos a esas actividades a campo directamente en el celular, sin necesidad de transportar planillas en papel.

A partir de la lectura de un código QR asociado a cada trampa, quien la monitorea identifica la trampa e informa de manera digital sus novedades, quedando registrada la fecha, hora y geolocalización de la actividad realizada.

Actualmente existen más de 1000 trampas instaladas en estaciones de monitoreo de picudo del algodonero en la región algodonera del país. Esta nueva tecnología facilita y agiliza el trabajo a campo. Los datos recolectados se vinculan de forma automática con el sistema informático del PNPEPA para consolidar la información, determinar los niveles poblacionales de la plaga a nivel regional y generar indicadores de gestión.

El algodón es un cultivo que tiene un papel protagónico a nivel económico y social en algunas provincias argentinas. Es una economía regional de suma importancia para quienes son pequeños/as productores, utiliza mano de obra local y evita la migración hacia las grandes concentraciones urbanas.

El picudo del algodonero es considerado la plaga más dañina del cultivo del algodón. El enorme potencial de destrucción se debe a la alta capacidad reproductiva y a las numerosas generaciones que se producen en un ciclo agrícola.

Con el objetivo de contribuir a la sustentabilidad del cultivo de algodón y mejorar el estatus fitosanitario del país respecto a la plaga del picudo del algodonero, es de suma importancia mantener las actuales Áreas Libres (ALP) y disminuir el nivel poblacional en Áreas Bajo Cuarentena (ABC) y de Baja Prevalencia de la Plaga (ABPP) mediante la reducción de los niveles poblacionales del insecto, para lo cual es fundamental mantener y eficientizar la red de monitoreo de la plaga.



Fuente