El Ministerio Público Fiscal dio de baja el sistema por un alerta de seguridad: investigan si fue un ataque informático



El Ministerio Público Fiscal dio de baja sus sistemas temporalmente por un alerta de seguridad e investigan si se trató de un ataque informático. Desde la entidad le pidieron a todo el personal judicial que eviten conectar dispositivos USB para detener el virus.

Debido a esta situación, los fiscales no tuvieron acceso a internet, como medida de prevención para detener la posible amenaza. 

El incidente, que se cree que se trataría de un ransomware, afectó a los equipos de los fiscales en todos los niveles: les pidieron cambiar sus contraseñas del home banking y de cualquier otro sistema en el que pueda existir contenido sensible para evitar que el ataque se extienda a datos personales.

Además de dar de baja los servicios por seguridad, una nota del Ministerio extremó las medidas: “Por medio de la presente les solicitamos que debido al incidente de seguridad informática que se está desarrollando, por ningún motivo sean conectados dispositivos USB (pendrives, discos externos) en las PCs del organismo”.

El incidente no afectó sólo a Comodoro Py sino a todas las fiscalías de la Argentina. Esto significa que las causas por corrupción, trata, lavado de dinero y otros delitos federales están momentáneamente inaccesibles.

Qué es un ransomware

Su nombre es un acrónimo de “programa de rescate de datos”: ransom en inglés significa rescate, y ware es un acortamiento de la conocida palabra software: un programa de secuestro de datos. El ransomware es un subtipo del malware, acrónimo de “programa malicioso” (malicius software).

Ahora bien, este tipo de virus actúa restringiendo el acceso a partes de nuestra información personal, o la totalidad. Y en general, los hackers explotan esto para pedir algo a cambio: dinero.

Si bien algunos ransomware simples pueden bloquear el sistema de una manera simple, los más avanzados utiliza una técnica llamada extorsión “criptoviral”, en la que se encriptan los archivos de la víctima logrando que se vuelvan completamente inaccesibles.

Noticia en desarrollo.

SL​



Fuente