El joven multimillonario de las criptomonedas que planea donar su fortuna


El millonario de 30 años, Sam Bankman-Fried, que posee u$s26.000 millones gracias a criptomonedas, y tiene un anhelo: prometió donar el 99% de las ganancias de su plataforma que permite comprar y vender criptomonedas.

Bankman-Fried, quien es conocido s conocido como el “Moby Dick de las ballenas criptográficas”, fundó la compañía en 2019 FTX. A excepción de Mark Zuckerberg, nadie en la historia se había hecho rico tan joven.

Aunque bien este multimillonario tiene más del dinero necesario para jubilarse, prefiere dedicar su tiempo a construir la plataforma de intercambio de criptodivisas definitiva para los inversores.

El fundador de FTX ya donó 25 millones de dólares. Su meta es crear una alternativa al “comercio de mierda (sic) que existía cuando compraba y vendía criptomonedas en 2017 y 2018”, explicó.

Las criptomonedas son la base de la fortuna de Sam Bankman-Fried. Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

Por el momento, sigue en la lista de los multimillonarios menos caritativos, ya que solo ha donado el 0,1% de su fortuna, aproximadamente 25 millones de dólares.

El dinero fue redireccionado a la India, a iniciativas contra el calentamiento global y en la lucha de la pandemia en este país.

Una carrera en ascenso gracias a las Criptos

En enero de 2018, el joven empresario tenia la capacidad de mover 25 millones de bitcoins al día. “Me involucré en las criptomonedas sin tener idea de lo que eran”, dijo en una entrevista a Bloomberg.

Reinvirtió el dinero de su primera compañía (Alameda) para crear y gestionar su propia plataforma de intercambio de criptomonedas: FTX.

Sam Bankman-Fried descansando durante uno de sus videos de YouTube.

Sam Bankman-Fried descansando durante uno de sus videos de YouTube.

Esta empresa permite a los inversionistas y grandes empresas intercambiar criptomonedas, un mercado financiero que cada vez toma más auge. La compañía está en pleno crecimiento y espera construir una sede para 1.000 empleados en Bahamas, con vista al océano Atlántico.

Además, Bankman-Fried decidió establacerse en Hong Kong para aprovechar los beneficios de la normativa amigable de la isla para los criptoactivos.

En 2020, la plataforma tenía 200.000 usuarios con los que operaba 1.000 millones de transacciones al día y al año siguiente la cifra se disparó a los 2 millones de compradores.

La dispersión del ecosistema criptográfico es lo que ayuda a generar las grandes primas de arbitraje frente al modelo financiero tradicional.

No hay una fusión cruzada entre los intercambios y no hay firmas de compensación o corredores centrales. “Es muy intensivo en capital y también hay que preocuparse por el riesgo de contraparte”, apuntilla Bankman-Fried.

Los riesgos del mundo de las criptos

Con tantos jugadores no regulados y poco regulados en el mercado criptográfico, puede parecer que hay un riesgo en todas partes. Para un inversor que está relativamente desinformado sobre el espacio criptográfico, puede parecer arriesgado con poca ventaja en relación con el riesgo.

Pero una vez que los inversores y los comerciales entienden bien el espacio, pueden distinguir perfectamente dónde hay poco riesgo, pero la ventaja sigue siendo alta, indicó Business Insider España.

“Se puede ganar mucho dinero si se puede averiguar y determinar cuándo hay y no hay mucha ventaja y cuándo hay y no hay mucho riesgo”, sentenció Bankman-Fried.



Fuente