El fracaso del iPhone 12 mini: Apple no consigue venderlo y recorta un 70% su producción


La idea, en una primera instancia, parecía tener todos los condimentos que saborizan al éxito: un producto de Apple pequeño, económico y con aire de colección. Se trata del iPhone 12 mini, el dispositivo que iba a solucionar las cuentas del primer cuatrimestre del año. Pero fue un fracaso: en lugar de ello, enfrenta un recorte de producción por su baja demanda.

No se trata de un ajuste de prueba ni una estrategia de marketing, ya que, según un informe de Nikkei Asia, la producción planificada del modelo más pequeño de iPhone 12 mini está frenada en más del 70% en la primera mitad de este año, lo que representa la mayor parte de un recorte del 20% en la producción total.

La demanda fue tan baja que Apple pidió a algunos proveedores que dejaran temporalmente de fabricar componentes específicos para el dispositivo de 5,4 pulgadas.

Algunos de las piezas y partes del iPhone 12 mini se han reasignado al iPhone 12 Pro y al iPhone 12 Pro Max, dijo una fuente a la publicación Nikkei Asia.

La diferencia de tamaño entre el iPhone 12 “mini” y el iPhone 12 estándar. Foto: MacRumors.

A principio de diciembre, Apple indicó a algunos proveedores que necesitaba componentes para más de 100 millones de iPhones durante la primera mitad del año en un intento por asegurar los componentes y la capacidad de producción en medio de la escasez global.

Pero esa cuota ahora se redujo en un 25%, ya que la compañía apunta a una producción de alrededor de 75 millones de unidades, un poco más que los envíos de iPhone en el mismo período del año pasado.

La compañía de la manzanita dijo a los proveedores que todavía tiene la intención de construir 230 millones de iPhones para 2021, un aumento de más del 11% con respecto al año pasado.

El informe de Nikkei sobre la baja demanda del iPhone en miniatura no sorprende a los directivos de Apple, ya que no es el primer indicio de que el equipo no ha cumplido con las expectativas.

El mes pasado, Reuters informó sobre datos de analistas que afirmaban que las ventas de los 12 mini habían representado solo el 5% de su línea de teléfonos inteligentes, durante la primera quincena de enero.

Mientras que Nikkei ya había anticipado que, a fines del año pasado, que el mini representó entre el 10 y el 15% de los pedidos de la serie iPhone 12 de Apple, una cifra muy inferior a lo esperado.

Error de cálculo

La lectura que realizan algunos analistas del sector, con el diario del lunes sobre la mesa, es que la demanda general de teléfonos inteligentes tiende hacia los equipos que tienen pantallas más grandes. El estándar en este sentido son las 6 pulgadas.

Y aunque el 12 mini es un poco más económico que los otros teléfonos de la línea iPhone 12, los clientes tienen la opción de comprar los modelos del año anterior si quieren ahorrar dinero.

Otro problema para el iPhone 12 mini es su batería, ya que es mucho más pequeña que la del iPhone 11, que tiene el mismo precio y a su vez, es más pequeña que la batería del iPhone 12, que es solo $ 100 más cara.

Pese a este traspié, la compañía sigue disfrutando de una sólida demanda de sus modelos premium. Además, la demanda del iPhone 11, lanzado por primera vez en otoño de 2019, sigue siendo sólida en mercados emergentes.

SL



Fuente