El director de Roland Garros defendió la decisión de Federer de retirarse del certamen


La decisión de Roger Federer de retirarse de Roland Garros antes de su partido de octavos de final, en el que debía enfrentar al italiano Matteo Berrettini, generó opiniones encontradas en el mundo del tenis. Hubo quienes entendieron la posición del suizo, que a poco de cumplir 40 años, eligió cuidar su físico, en especial la rodilla derecha en la que sufrió dos operaciones en 2020. Otros lo criticaron por “usar” el certamen como escenario de pruebas de cara a Wimbledon, su gran objetivo del 2021. Desde el Grand Slam parisino, se alinearon detrás de ese primer grupo.

Guy Forget, director del “grande” francés, defendió al ex número uno y aseguró que no ven el abandono como una falta de respeto hacia el torneo.

“No hemos pensado en quitarle premios a Federer. He visto comentarios excesivos tras su retirada. En las redes sociales puedes ver cualquier cosa, hay gente que es muy virulenta con Roger y otros que comprenden su decisión. Se retiró, nunca lo había hecho. Considerar que ha sido una falta de respeto me parece injusto”, aseguró el ex jugador en una entrevista con el diario L’Equipe.

“Si hay algún Grand Slam que Roger puede ganar podría ser Wimbledon”, afirmó Forget. Foto AFP

Federer venció el sábado por la noche al alemán Dominik Koepfer en un durísimo partido de tercera ronda, que duró cuatro sets y poco más de tres horas y media. Tras su triunfo, avisó que no sabía si seguiría en el torneo porque no quería forzar su rodilla. Y el domingo, finalmente, confirmó su retiro. “Es importante que escuche a mi cuerpo y me asegure de no esforzarme demasiado rápido”, contó quien antes de llegar a París había jugado solo dos torneos en la temporada.

Forget contó que ese mismo domingo, el suizo se presentó en el complejo de Bois de Boulogne, realizó el control antidopaje, habló con los médicos y los árbitros y firmó un documento en el que afirmaba que se retiraba por su rodilla. “Roger no estaba en condiciones para el siguiente partido”, aseguró.

El ex tenista entendió que el ganador de 20 títulos en la categoría -record que comparte hoy con Rafael Nadal– jugó en Roland Garros para sumar ritmo de competencia de cara al Grand Slam inglés, pero no tomó eso como una ofensa.

“Estamos hablando de un campeón que tiene casi 40 años, que se ha sometido a dos operaciones de rodilla en muy poco tiempo y que ha hecho una carrera contrarreloj para volver a su mejor nivel. Si hay algún Grand Slam que puede ganar podría ser Wimbledon, aunque ni siquiera sabe si tendrá opciones. Para pelear por este sueño tenía que jugar partidos y en París ha tenido un torneo para reconstruir su juego. Reitero, no es una falta de respeto que haya venido a Roland Garros para ver cómo se encontraba”, aseguró Forget.

Y al analizar el camino del suizo en el polvo de ladrillo francés, terminó de justificar el abandono.

“Roger se conoce a sí mismo mejor que nadie. Jugó un partido contra un no especialista en polvo como Istomin y le ganó en hora y media. En segunda ronda le tocó Cilic. Él nos pidió que si se podía jugar de día. Dominó, su rival no le exige mucho físicamente, pero aún así juega dos horas y media. Y luego se enfrenta contra un zurdo que no conoce y que le devuelve golpes de revés y de derecha, que está en el puesto 60 pero en arcilla sería el 25. Frente a Koepfer sufrió y se equivocó tácticamente, pero logró salir de la trampa. ¡Pero acumuló tres horas y media de partido! Creo que al salir de la cancha se le vio afectado físicamente”, reflexionó Forget-

Y agregó: “No lo dijo pero seguro que se resintió de la rodilla y pensó ‘En la próxima ronda me toca con Berrettini y me arriesgo a hacerme daño, es demasiado’. Estoy seguro de que se despertó con dolores y molestias”.

El directo del “grande” francés no se animó a opinar si la de este 2021 fue la última aparición de Federer en las canchas de París; aunque destacó: “Si este ha sido su último año, se habrá ido de Roland Garros por segunda vez sin haber perdido. Y si el próximo Wimbledon va a ser el último, quiere estar allí al cien por ciento físicamente. No creo que le asuste la derrota, quiere saltar, correr y mostrar una buena cara, y en París lo ha hecho”.



Fuente