El día que “Timo” Griguol le gritó a su jugador expulsado: “¿Querés salir campeón? ¡De la concha de tu hermana vas a salir..!”


El Gimnasia de 1995 dirigido por Carlos Timoteo Griguol era toda una sensación. Era uno de los protagonistas y candidatos a ganar y campeonar. Pero hay un hecho que es casi tan recordado como el Lobo de aquella época y que tuvo como protagonista a su mítico DT: Gimnasia iba ganando 1-0 frente a Ferro cuando a los 83 minutos Favio “El Yagui” Fernández vio la tarjeta roja y se fue a los vestuarios expulsado.

En ese momento, la imagen se le nubló a Timoteo y largó una puteada legendaria hacia su futbolista que resonó por todos los micrófonos: “¿Querés salir campeón? ¡De la concha de tu hermana vas a salir campeón…”, gritó. Tanto fue la repercusión por el insulto que resonó en todas las cámaras de TV y tuvo amplia repercusión.

Cuando se le consultó sobre lo ocurrido a uno de los protagonistas: “En ese momento no escuché lo que me gritó. Sí lo vi después por televisión. Al otro día, Timoteo me llamó y me pidió disculpas, algo que no era habitual en un hombre como él. Me contó que había sido el enojo por la situación y me peguntó por qué había hecho ese foul”, contó el Yagui Fernández, actual entrenador de la reserva de Aldosivi.

Favio Fernandez, el futbolista de Gimnasia expulsado y que fue puteado por Timoteo Griguol. Foto: Archivo Clarín.

Además, explicó su visión sobre la jugada y que le dijo a su entrenador: “Estábamos saliendo y me sorprendió el anticipo, por eso lo único que me quedaba -para no dejar mal parado al equipo, que iba ganando- era cortar el juego ahí”. Pese a la bronca momentánea de Timoteo ese encuentro había dejado puntero al Lobo con una mínima diferencia ante San Lorenzo y habían conseguido su tercer triunfo consecutivo y el número 12 de todo el campeonato, sumado a 5 empates y una derrota ante Banfield.

Javier Mazzoni con la camiseta de Independiente. Foto: Archivo Clarín.

Javier Mazzoni con la camiseta de Independiente. Foto: Archivo Clarín.

En la última fecha, con una diferencia de un punto pero menor diferencia de gol, llegaba Gimnasia (primero con 29 puntos) a enfrentar a Independiente y San Lorenzo (segundo con 28 unidades) viajó a enfrentar a Rosario Central. Pese a la sensación que causaban y la esperanza de que el equipo “favorito de los hinchas” saliera campeón, el Lobo cayó ante el Rojo con el recordado gol de Javier ‘”Chancha” Mazzoni, mientras que su escolta, el Cuervo de Boedo triunfó por 1 a 0, con un tanto muy festejado de Esteban “Gallego” González, quien había ingresado desde el banco. Un recordado cabezazo suyo a los 33 minutos del segundo tiempo puso el 1-0 final en Arroyito.

El Gallego González marcó el gol clave para que San Lorenzo salga campeón del Clausura 1995. Foto: Archivo Clarín.

El Gallego González marcó el gol clave para que San Lorenzo salga campeón del Clausura 1995. Foto: Archivo Clarín.

En ese campeonato, el Gallego González también había convertido un gol muy emotivo frente a Belgrano, en el nuevo Gasómetro al entrar desde el banco horas después de la muerte de su padre. Iban 41m del segundo tiempo y -con lágrimas en los ojos- González relató “Este gol lo hicimos junto con mi viejo. Vinieron todos a abrazarme, hasta el utilero… El referí (Juan Carlos Biscay, el padre de Matías, ayudante de Gallardo hoy) se acercó a preguntar que pasaba porque no sabía. Y esos animales de hinchas que tiene San Lorenzo no paraban de gritar: ‘¡Gallego/querido/Boedo está contigo…!'”.

Y así, ante 25 mil hinchas azulgrana en el Gigante de Arroyito (cuando había gente de las dos hinchadas en las canchas argentinas), sacó campeón del Torneo Clausura a su equipo dejando a Griguol sin chances, pero siendo un noble y recordado subcampeón.

JCH.



Fuente