El Canal Magdalena elevará la operatividad de barcos de gran calado y potenciará la Hidrovía


El Canal Magdalena presenta en el lecho del Río de la Plata una profundidad aproximada de 4,50 metros

La concreción del Canal Magdalena permitirá la operación directa de barcos de gran calado al puerto de Buenos Aires, entre otros beneficios y potenciará la operatoria de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

El Canal Magdalena es un cauce natural que presenta el lecho del Río de la Plata en su sección media con una profundidad aproximada de 4,50 metros, sobre el cual el Gobierno nacional elaboró un proyecto para la construcción de una ruta de navegación de una longitud aproximada de 53 kilómetros y un ancho de 200 metros, a la que se le realizará un dragado constante para llevar su profundidad hasta los 12 metros.

Con un rumbo noroeste-sudeste, corre paralelo a la ribera bonaerense del Río de la Plata, y su canalización artificial es un proyecto del estado argentino presentado en julio de 2013 para facilitar la conectividad del transporte naviero mediante grandes embarcaciones entre los puertos marítimos argentinos con el puerto de la ciudad de Buenos Aires y los restantes puertos fluviales del país en la cuenca del Plata.

El costo del proyecto ronda los 306 millones de dólares, los que serán erogados completamente por las arcas argentinas.

Se basa en parte en una propuesta formulada en el año 2000 por el capitán de ultramar de la marina mercante italiana Bruno Pellizzetti, ya que el tránsito mediante esta vía acortaría la duración del recorrido, especialmente para las rutas del Sur, ya que actualmente el único acceso a todos los puertos de la cuenca del Plata es el canal Punta Indio, el cual pasa próximo al puerto de Montevideo, en la capital uruguaya.

La propuesta fue autorizada por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Argentina mediante la resolución N° 600/2014, del 26 de junio de 2014 y de acuerdo al proyecto original, comenzaría en la denominada zona de intercambio salino del Plata, en un punto ubicado a la altura de la Bahía de Samborombón y terminaría en el punto denominado ‘‘El Codillo’’, un ángulo del canal Punta Indio situado en el km 143,900 del mismo, donde el Canal Punta Indio toma rumbo este-oeste para orientarse hacia la costa uruguaya.

La obra para la apertura y balizamiento de este canal ya fue licitada públicamente por el gobierno argentino -tanto para oferentes nacionales como internacionales- el 30 de junio de 2014, denominándola técnicamente “Definición de la traza y apertura a zona Beta del Canal Punta Indio”.

La Secretaría de Asuntos Políticos de la cartera de Interior y Transporte, mediante su resolución 600, aprobó las especificaciones técnicas de este emprendimiento, así como los pliegos de las cláusulas especiales y generales.

Esta obra es parte de un proyecto mayor, el que busca adaptar tanto las vías navegables (el ancho y la profundidad) como la infraestructura portuaria argentina (dársenas, calados, etc.) a las necesidades operativas de los barcos de mayor tamaño que serán los dominantes en el mercado del transporte marítimo de cargas, los que han incrementado su envergadura, entre otras razones, para sacar provecho de la ampliación del canal de Panamá y del proyectado canal de Nicaragua.

Esto permitiría a los barcos que parten o llegan a los puertos fluviales de ese país, hacerlo a plena carga, al ya no tener que completar cargamento en puertos de otros países, además del beneficio de poder hacer los transportes con naves más grandes y posibilitarían elevar el potencial de explotación de la Hidrovía, proyecto también próximo a licitarse nuevamente.



Fuente