El auge del trigo y el maíz, una gran noticia para las rotaciones



“Desde su pico máximo en el año 2014/15, cuando la soja se sembraba sobre soja casi sin mediar otro cultivo, a la actual estrategia de sembrar tres cultivos en dos años, de los cuales dos son gramíneas, la agricultura ha cambiado drásticamente en los últimos siete años en la región núcleo. Y ha sido un cambio favorable que ha hecho más sustentable a la producción”, asegura la Bolsa de Comercio de Rosario en un informe reciente.

Según las estimaciones previas, la campaña 2021/22 marcaría el récord de la menor superficie sembrada con soja de los últimos 10 años. Por cada hectárea sembrada con trigo o con maíz habrá 1,4 hectáreas de soja, mientras que hace siete años la oleaginosa más que cuadruplicaba la superficie con gramíneas.

El protagonista de este cambio, remarca la Bolsa, es el maíz, que ya muestra un aumento de un 8 por ciento interanual. “Pero la gran actividad de la precampaña maicera ya empieza a mostrar que el área incluso puede crecer más. También, otro pequeño cultivo que gana de a poco terreno y suma al equipo de las gramíneas es el sorgo”, detalla el informe.

En la región núcleo, para la campaña 2021/22 se espera un incremento anual de 137 mil ha de maíz (+8%), 50 mil ha de trigo (+2,5%) y una caída de soja de 100 mil ha (-2%). Pero, ¿por qué el aumento de gramíneas es tan importante para hacer a la producción más sustentable?

“Hace algunos años, cuando dominaba la soja en el paisaje de la región, la falta de rotación incentivaba la aparición de malezas resistentes, pérdida de fertilidad de los suelos y de biodiversidad. El quiebre de esta tendencia fue en la campaña 2016/17. A partir de allí, los incentivos comerciales acompañaron la adopción de lo que es la práctica más eficiente a mediano plazo para el control de malezas, plagas y cuidado del suelo: la rotación de cultivos”, explica la entidad rosarina.



Fuente