Demi Lovato encontró una manera muy particular de festejar su sobriedad


El 24 de julio de 2018, Demi Lovato sufrió sufrió una sobredosis por la que tuvo que ser internada y que la alejó de la escena pública durante poco más de un año. El regreso fue paulatino, y sostenido por un temperamento fortalecido, que llevó a la ex estrella de Disney a plantarse de una manera más sólida frente a la realidad.

“En los últimos cinco años aprendí que no vale la pena vivir, salvo que lo hagas para vos misma. Si estás tratando de ser alguien que no eres, o intentando complacer a otros, a la larga no va a funcionar”, les dijo a sus fans en aquel momento.

Buena parte de las razones que la habían llevado a aquella situación límite tenía que ver con los trastornos alimentarios con las que la artista había convivido durante mucho tiempo, que tenían además serias consecuencias en su autoestima.

Sin embargo, lentamente Lovato fue recuperando el deseo de salir a cantar, hasta que anunció, primero de manera velada en diciembre de 2019, y de modo explícito en enero de 2020, su regreso al mundo de la música, que se hizo efectivo en la entrega de los Premios Grammy de ese año.

Para no caer en la tentación, Demi adhiere a un particular estilo de sobriedad que denomina California sober. Foto ddlovato/Instagram

A partir de entonces, las cosas parecen haber funcionado más que bien para la ex Disney, que a comienzos de este año admitió que por fin había alcanzado un punto en el que podía afirmar que era honesta con ella misma. Y en ese plan, mucho tuvo que ver su decisión de abrir como nunca las puertas de su intimidad.

“Me gusta cualquier cosa, de verdad”, admitió a principios de este año. Lovato, que ya en 2017 se había declarado bisexual, esta vez amplió su campo de acción y señalo que los rótulos no iban con su nueva versión. “Ahora soy muy (sexualmente) fluida, y una parte del motivo por el que soy tan fluida es porque estaba súper cerrada”, reveló, al mismo tiempo que se definía “pansexual”.

El estilo California sober

Y, claramente la decisión de abrir el juego parece haberle hecho muy bien a la cantante y actriz, que acaba de cumplir 29 años, y que mientras sigue avanzando con sus proyectos profesionales y rectifica su elección para declararse una persona “no binaria” encontró una manera muy peculiar de celebrar la sobriedad: fumando marihuana

Es que Demi ya no se esconde y ha hablado abiertamente de sus problemas de adicciones en más de una ocasión. Entonces, la que fuese una de las estrellas infantiles de Disney, algo que le hizo sentirse presionada por la fama desde muy jovencita y caer en el alcohol y la bulimia como respuesta, ya que está, muestra todo.

"El cielo", para Demi Lovato no está tan alto como para otros. Foto ddlovato/Instagram

“El cielo”, para Demi Lovato no está tan alto como para otros. Foto ddlovato/Instagram

En ese sentido, todo va en sintonía con lo que plantea desde el documental Demi Lovato: Dancing with the Devil, en el que deja al descubierto los traumas y las situaciones de abuso que por las que atravesó a lo largo de su vida, y en el que admite que sigue consumiendo alcohol y fumando marihuana

La cuestión, es que la artista se encuentra en un estado que ella misma denomina California sober, que sería algo así como una sobriedad que contempla las necesidades de cada uno. De ese modo, tomando distintas sustancias en dosis apropiadas la exime de pensar que las tiene prohibidas, lo que la llevaría a querer transgredir la restricción y fracasar en su intento de mantenerse en su eje. 

A partir de esa postura es que Lovato posteó sin reparos una foto en la que se la ve fumando un porro, de regreso de visitar una de las plantaciones de marihuana de la empresa Ball Family Farms, que elabora productos derivados del cannabis. En el posteo, en el que se ve parte de la plantación, la chica escribió: “El cielo”. 

E.S.



Fuente