Daniel Ricciardo, el piloto que nadie quería que se fuera y no se irá


En agosto de 2018, la Fórmula 1 recibía con sorpresa la decisión de Daniel Ricciardo de dejar Red Bull tras cinco temporadas por “decisión propia”. “Respetamos totalmente la decisión de Daniel y le deseamos lo mejor para el futuro”, dijo entonces el jefe del equipo, Christian Horner, que sabía que el ascenso de un joven Max Verstappen había provocado el alejamiento de su entonces piloto número 1.

Seguramente, no sabría que el futuro los reencontraría cuatro años y medio después, luego de que la escudería austríaca confirmara al australiano como tercer piloto. No, no reemplazará a Sergio Checo Pérez ni volverá para ser la pareja de Max Verstappen. ¿Es, entonces, un retroceso? Al contrario, parece ser una oportunidad; y para ambas partes.

Ricciardo no esperaba quedarse sin butaca en la temporada 2023 porque su contrato con McLaren por tres años lo había firmado a principios de 2020, cuando aún estaba en Renault, el equipo en el que recaló cuando se fue de Red Bull.


Ricciardo no encontró lo que buscaba en Renault cuando dejó Red Bull. Foto William WEST / AFP

Sin embargo, el acuerdo a espaldas de Alpine de los ingleses con Oscar Piastri -campeón de F3 en 2020, F2 en 2021 y piloto de la academia Renault, que lo estaba preparando para reemplazar a Fernando Alonso– así lo dispuso y el australiano de risa contagiosa y dueño de las bromas en el paddock debió buscarse un plan B -además de negociar una sustanciosa compensación económica-.

Las opciones de mantenerse entre los 20 pilotos titulares eran escasas y poco atrayentes para él, porque las únicas cartas las barajaban los equipos que están más acostumbrados a pelear por no ser el peor que por estar entre los mejores.

Williams, por la salida de Nicholas Latifi, y Haas, donde Mick Schumacher no logró los resultados esperados, aparecían como las únicas opciones de una parrilla con poco movimiento y cuatro parejas con contratos vigentes en Red Bull, Mercedes, Ferrari y Alfa Romeo.

Justamente, los dos primeros equipos le ofrecieron a Ricciardo otra variante: ser el tercer piloto, ese que se encarga de correr en algunas prácticas, manejar en el simulador para probar las modificaciones de un auto antes de llevarlas a la práctica en la pista y participar en eventos promocionales para descargar de ese trabajo a los dos titulares.

Además, ese puesto no obliga a Ricciardo a estar en todos los Grandes Premios, que en 2023 serán 24, un número récord para la F1, y le permite permanecer en ese selecto mundo para lanzarse cuando un puesto se libere. Ni hablar, también, para presionar a Checo Pérez luego de sus duras declaraciones contra Verstappen, en las que aseguró que sin él el neerlandés no sería bicampeón.

¿Es un retroceso pasar de titular de McLaren a relevo de Red Bull?

Daniel Ricciardo se reencontrará con Max Verstappen, de quien fue el compañero en sus inicios como piloto. Foto AP Photo/Hussein Malla
Daniel Ricciardo se reencontrará con Max Verstappen, de quien fue el compañero en sus inicios como piloto. Foto AP Photo/Hussein Malla

Ricciardo se fue de la escudería austríaca en 2018 cuando decidió unirse a Renault, en un movimiento que sorprendió a Horner porque en cuatro años el australiano había logrado siete victorias y había sido tercero en el campeonato dos veces.

Pero la sociedad con el equipo francés no fue cómo la esperaba y dos años más tarde recaló en McLaren, donde Lando Norris terminó llevándose las miradas.

Sin una propuesta interesante, el ganador de ocho carreras en 232 participaciones aceptó reunirse con Mercedes y Red Bull a fines de 2022 para escuchar la opción de ser su piloto tester, lo que le permitiría hacer descansar a su cabeza de una categoría que dominó su vida en la última década. Además, tenía sentido estar en alguna de las escuderías dominantes donde habría asientos libres en 2024.

Con Lewis Hamilton firmando contratos nuevos año a año y un retiro del que el heptacampeón inglés no habla, Ricciardo y su agente se inclinaron por volver a Red Bull, que encima este año le sacó a Mercedes el cetro de campeones del mundo y tiene, como si fuera poco, un equipo filial en Alpha Tauri, lo que duplica las opciones de volver a ser piloto titular.

“La sonrisa lo dice todo. Estoy realmente emocionado de volver a Oracle Red Bull Racing como su tercer piloto en 2023. Ya tengo muchos buenos recuerdos de mi tiempo aquí, pero la bienvenida de Christian (Horner), el Dr. (Helmut) Marko y todo el equipo es algo que aprecio sinceramente”, expresó el australiano que debutó con HRT en 2011 y al año siguiente se sumó a Toro Rosso antes de pasar a Red Bull en 2014, donde compartió el equipo con Sebastian Vettel, Daniil Kvyat y Max Verstappen.

Durante el último GP con McLaren, el de Abu Dhabi del domingo 20, Ricciardo reconoció que “sabía que quería un tiempo libre el próximo año”. “Obviamente ha sido bastante agotador el último par de años con las luchas, por lo que poco después de las vacaciones de verano tuve bastante claro que eso era lo que quería y lo que sería mejor para mí”, agregó.

“Entonces fue, ‘ok, ¿cuál es la siguiente mejor cosa?’. Y cuanto más lo pensaba, obviamente estar involucrado hasta cierto punto con un equipo superior, esa era obviamente la preferencia -reveló-. Avivará el fuego y me dará hambre y me motivará más que nunca, o será como, ‘oh, esto es lo correcto para ti’“.

Una movida interesante de Red Bull

Con la llegada de Ricciardo, la escudería campeona del mundo se asegura a uno de los pilotos con más experiencia y, a los 33 años, más acostumbrado a la presión. Además, como un piloto formado en la academia, el australiano tiene una estrecha relación con Red Bull, que ya le perdonó ese desplante cuando se fue a Renault.

“Es genial traer a Daniel de regreso a la familia Red Bull. Tiene un enorme talento y un carácter tan brillante. Sé que toda la fábrica está emocionada de darle la bienvenida a casa”, expresó Horner.

“En su papel como probador y tercer piloto, nos dará la oportunidad de diversificarnos, asistiendo en el desarrollo del auto, ayudando al equipo con su experiencia y conocimiento de lo que se necesita para tener éxito en la F1. Estamos muy contentos de volver a trabajar con Daniel y esperamos todo lo que traerá al equipo en 2023″, respaldó.

A pesar de que Verstappen es la joya de la que nunca querrán desprenderse y de que Checo Pérez tiene un vínculo que vence recién a finales de 2024, Ricciardo le da a Red Bull una opción y se sabe que eso le gusta mucho a Horner, que ya lo ha hecho con Alex Albon hasta que finalmente lo dejó irse a Williams, donde está actualmente.

¿Una relación resentida? Las declaraciones de Pérez no le gustaron a Verstappen. Foto REUTERS/Leonhard Foeger
¿Una relación resentida? Las declaraciones de Pérez no le gustaron a Verstappen. Foto REUTERS/Leonhard Foeger

Al australiano pueden usarlo para reemplazar a Nyck de Vries o YukiTsunoda si es necesario y su presencia servirá para mantener a Pérez alerta para garantizar que continúe brindando lo que esperan de él, incluso si la probabilidad de Ricciardo de reemplazarlo sigue siendo baja.

Además, el carisma del australiano será bien recibido por los auspiciantes en la gran cantidad de actividades de marketing en las que participa la marca de bebidas energéticas. Sin dudas, un acuerdo beneficioso para ambos que se resolvió rápidamente y dejó a las dos partes conforme.

Mirá también



Fuente