cuánta soja le queda a los productores para vender



Los productores tienen guardados en los silo bolsas más de 8 millones de toneladas de soja de la campaña 2019/20 por un valor de 4.800 millones de dólares, pese a los altos precios que se vienen dando en los granos. Y esto dato trae más tranquilidad al dólar que se viene manteniendo quieto en los últimos días. 

Los chacareros se desprendieron de 40,6 millones de toneladas de soja de las 49 millones de toneladas que se produjeron el año pasado, según los datos oficiales. Del total, 32 millones de toneladas fueron compradas por la industria para procesar el grano y luego exportar como subproducto (harina y aceite) mientras que los exportadores se quedaron con 8,6 millones de toneladas para enviar al exterior como poroto.

El ritmo de comercialización de la soja es similar a lo que sucedió el año pasado. A este momento, en 2019 los chacareros habían vendido 46 millones de toneladas de las 55 millones que se habían cosechado. Osea, faltaba vender un 17%, igual cifra de lo que falta vender en la actualidad.

El principal motivo  para que los productores retacean la venta de los granos pasa por la brecha cambiaria. “Esto desincentiva la venta”, explicó David Miazzo, economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

Hoy, el dólar soja, como lo denominan al dólar que recibe cada productor luego del descuento del 33% de las retenciones, es de 60 pesos, muy lejos de los 145 pesos que cotiza el dólar blue o los 140 del dólar MEP.  “En una situación donde el productor pudiera comprar dólares sin límites, como fueron años anteriores, habría mayor cantidad de ventas”, amplió Miazzo.

En segundo lugar, explicó, que hay una falta de confianza en el futuro económico. “Si no necesitás la plata proveniente de la soja, los productores no la venden. Sólo lo hace si llega sin liquidez y vender cuando debe afrontar el pago de insumos para la próxima campaña, que es desde marzo en adelante”.

Esta siituación se da a pesar de los altos precios de la oleaginosa en el mercado internacional, con picos que superaron los 525 dólares en el año, valores máximos en seis años y medio, y que hoy ronda los 520 dólares.

Y además, faltan muy pocos días para que comience la nueva cosecha del cultivo (a mediados de marzo) que tiende a que la cotización del grano caiga a medida que avancen las cosechadoras sobre las 17 millones de hectáreas que se sembraron de soja.

En tanto, a los productores también tienen en su poder 7 millones de toneladas de maíz, continuando con los datos del Ministerio de Agricultura, valuados en 1.700 millones de dólares. De las 51 millones de toneladas que se produjeron en el 2020, 38,8 millones de toneladas fueron compradas por la exportación y 5,1 millones por la industria.

Así, entre soja y maíz, los dos principales cultivos de Argentina, quedan sin comercializar 6.500 millones de dólares de la campaña pasada que seguramente en los próximos días/meses se irán liquidando y traerán alivio al dólar.

Mirando lo que será la nueva cosecha de soja, el dólar puede “respirar tranquilo”. La Bolsa de Comercio de Rosario había estimado días atrás que se cosecharán 2 millones de toneladas más del poroto luego de las últimas lluvias que beneficiaron al cultivo en varias zonas, por lo que la producción alcanzaría las 49 millones de toneladas, una cifra similar a lo que se trilló la campaña pasada.

Es así que la misma institución proyectó que las exportaciones del complejo oleaginoso serán récord aportando 23.600 millones de dólares, 8.750 millones de dólares más en comparación con la campaña anterior, según datos de la entidad rosarina.



Fuente