Con una tierna foto de su infancia, Brenda Gandini recordó a su padre: “Siempre vamos a seguir bailando juntos, viejito”


Dueña, siempre, de un perfil bajo y cuidadosa a la hora de hablar de su intimidad, Brenda Gandini decidió recurrir a las redes sociales para agradecerle a sus amigos y seguidores los mensajes de aliento que viene recibiendo desde que trascendió la noticia de la muerte de su padre, Carlos.

La actriz decidió, además, homenajearlo con una foto muy especial, que compartió en su cuenta oficial de Instagram. En ella, se puede ver a padre e hija bailando juntos, en plena infancia de la protagonista de Desnudos.

“Quiero agradecerles por sus mensajes de amor, porque se sintieron mucho, en este momento tan triste”, comienza el texto con el que acompañó la imagen. Y continúa: “Ayer, una amiga me dijo: ‘Ellos se nos meten en los pensamientos… Así que cuando pienses en él, es que él se está metiendo en tus pensamientos’”.

“Y ahora toma lugar, la palabra ‘siempre’, porque ‘siempre’ vamos a seguir bailando juntos, viejito”, finaliza el mensaje que coronó con un corazón.

En su última visita a PH Podemos Hablar, la actriz se refirió a la relación que mantenía con su padre y contó que vivió junto a él y su mujer Pato, en la localidad rionegrina Cipoletti, hasta que cumplió 18 años. “Cuando sos adolescente no podés ver ciertas cosas que de grande las entendés”, se sinceró. “No viví con mi mamá [la exmodelo Daniela Cardone] hasta los 18 años. Fue por elección, yo estaba muy feliz en el sur con mi padre y con Pato”.

“La verdad es que siento que hoy, mirándolo a la distancia, uno hace lo que puede, hasta donde puede. Nuestros padres vivieron otra historia, otros tipos de permisos, mucho desamor. Quizás antes no tenían opción y las mujeres tenían que estar en la casa con los hijos y yo por ahí no podía entender cómo mi mamá no estaba en mi casa conmigo. Y hoy digo ‘qué bueno que no estuvo en la casa conmigo e hizo lo que quiso’”, recordó.

En una entrevista concedida a LA NACION, Gandini explicaba: “Mi padre era demasiado organizado, chapado a la antigua; mi madre no. Ella era la liberación total, y era yo la que me tenía que poner las reglas. Entonces, fue como absorber de todos un poquito. Mi mamá se fue de ahí cuando yo tenía dos años, pero yo viajaba una vez por mes, en avión, a verla. Se tuvo que ir porque le salió la posibilidad de trabajar como modelo. Me quiso llevar y, tenencia de por medio, mi papá no se iba a venir a vivir a Buenos Aires”.

Carlos Gandini falleció este jueves en Cipoletti, a los 69 años, tras complicarse su delicado estado de salud.



Fuente