Con Tevez ausente, Russo prueba el mismo equipo pero con otro sistema de juego


Sin Carlos Tevez, todavía ausente por el fallecimiento de su padre el fin de semana (fue licenciado por el DT para que acompañe a su familia) igual Boca no se detiene y Miguel Ángel Russo diagramó un ensayo de fútbol en el que empezó a dar indicios sobre lo que será el juego ante Sarmiento de Junín.

El entrenador decidió probar con los mismos apellidos que vencieron a Newell´s en Rosario pero ensayó con otro tipo de sistema táctico. Mucho más ofensivo y que se pareció -con matices – a aquel Boca que Guillermo Barros Schelotto implementó en 2017, cuando el Apache había emigrado a China para jugar en el Shanghai Shenua. 

Cardona, clave en este Boca 2021. 
(Foto: Juan Manuel Foglia)

Cardona, clave en este Boca 2021.
(Foto: Juan Manuel Foglia)

Con Nicolás Capaldo otra vez en el lateral derecho y Fabra por la izquierda, Boca se paró con un 4-3-3 que incluyó al juvenil Cristian Medina por un lado, a Jorman Campuzano como el único 5 y a Edwin Cardona como interno por la izquierda. Un pequeño dejavú del equipo que tenía a Fernando Gago y Pablo Pérez en el once, pero con Barrios en el círculo central. ¿Es capaz Cardona de moverse en ese sector de la cancha e igual ser decisivo en la faceta ofensiva? Ante determinados rivales parece ser una posibilidad más certera. 

El ataque otra vez encontró a Mauro Zárate, pero esta vez mejor rodeado por Sebastián Villa por la izquierda y Eduardo Salvio por el sector derecho. Claro que aquel tridente de Pavón, Banedetto y Centurión (explosivo, decisivo y goleador) apenas si tiene aristas en común con el que probó Russo. Pero sí en la fisonomía que tuvo el equipo. Al menos para el partido del fin de semana contra un rival que, de antemano, se intuye inferior.

Las opciones para el entrenador son muchas incluso con los mismos nombres. Puede volver a posicionar a Salvio y Villa como mediocampistas con despliegue y correr a Cardona como el acompañante de Zárate. O bien tener a Salvio como la dupla con el ex Vélez, algo que el futbolista que llegó desde Benfica hizo durante sus primeros años en Lanús y Atlético de Madrid. Es cierto: Zárate no está cerca de ser Benedetto, pero sabe que necesita de goles y de un buen rendimiento para que el debate sobre su titularidad empiece a diluirse con los días.

Es, desde los nombres y ante las ausencias de Tevez y Wanchope (todavía le falta mucho tiempo para estar a la par del grupo), el equipo más ofensivo que puede presentar Boca como titular. Afuera solo aguardará su momento Franco Soldano, también para entrar como centrodelantero en el caso de tener minutos. Luego, las alternativas son puros juveniles: Obando, Maroni, Exequiel Zeballos y Luis Vázquez. Quizá tengan su oportunidad.

Zárate, en acción ante Newell´s. 
(Foto: Juan José García)

Zárate, en acción ante Newell´s.
(Foto: Juan José García)

Lo único que puede modificar este esquema es una irrupción de Tevez de último momento. Algo que parece cada vez menos probable y que tiene como antecedente la final ante Banfield en San Juan, cuando el Apache llegó el mismo día del partido y tuvo que sentarse en el banco por decisión del técnico.



Fuente