Cómo restaurar una vieja computadora para usar en las clases virtuales


A todos les ha tocado arrancar la primera etapa de pandemia con una computadora de escritorio que marchaba a cámara lenta, prestar el teléfono a sus hijos para que puedan seguir las clases de Zoom y terminar toda la familia abrazada a la tableta como un recurso salvador.

La segunda etapa fue darse cuenta que era inevitable comprar un equipo portátil pero como se volvieron escasos por problemas de importación, muchos decidieron restaurar esa pantalla rectangular que todos miraban como un objeto en desuso.

En este contexto, desde Verbatim, empresa tecnológica de almacenamiento de datos, anunció que durante el último año aumentaron un 128% las ventas de insumos para optimizar los equipos hogareños, con respecto al mismo periodo de 2019.

El presupuesto promedio que debe disponer una familia tipo, para mantenerlos operativos, agregando únicamente unos megas de memoria y un disco de estado sólido, varía entre $1.500 y los $6.000. Más la mano de obra.

En este gasto no está contemplado ninguna de las placas internas (mother, gráficos o procesador) que requieren de cirugía fina.

La pandemia obligó a desempolvar viejos equipos.

“Se está dando una nueva tendencia en muchas familias que combinan los equipos disponibles en el hogar, sean del tipo gaming o de entretenimiento, para las clases virtuales y también para trabajar. Es como un mix necesario para ahorrar y compartir una buena máquina entre todos”, agrega Gabriela Toscanini, sales manager de Verbatim.

Con el paso de los clics es normal que la computadora se vuelva más lenta. Algunas veces es consecuencia de un software espía que se infiltró al equipo, exceso de aplicación ejecutándose desde el inicio, poco espacio en el disco o simplemente, que los años le han pasado factura.

“Es común que muchos de los equipos domésticos –por falta de mantenimiento- estén colapsados. Al enterarse cuanto cuesta uno nuevo, muchos eligen repararlo. En estos casos, las memorias USB ayudan a descomprimir, resguardar archivos y mejorar el funcionamiento general para clases virtuales o el trabajo diario”, agrega Toscanini.

Las viejas tabletas, ahora tienen una segunda juventud.
Pablo PORCIUNCULA / AFP

Las viejas tabletas, ahora tienen una segunda juventud.
Pablo PORCIUNCULA / AFP

Otra solución que siempre rinde, desde el menú de inicio, es tipear cleanmgr para acceder a la aplicación Liberador de espacio en disco. Al hacer clic sobre la misma, selecciona Ejecutar como administrador, para que desglose todas las opciones.

Las más favorecidas

Las tabletas encabezan la lista de los dispositivos que mayor ascenso experimentaron a lo largo de 2020. La explicación es muy sencilla: hay que buscarla en el precio.

Mientras una notebook modesta supera los 100 mil pesos, un teléfono de gama media ronda los 30 mil pesos. Sin ser nada del otro mundo, hay algunas tabletas que están en los 20 mil pesos.

Un reciente sondeo de Verbatim afirma que 7 de cada 10 familias utilizan una de estas tabletas para compartir tareas con todos los miembros del grupo familiar.

“La ventaja de ese dispositivo es que tiene una mayor portabilidad, se puede utilizar en todos los ambientes y permiten actualizar algunas de sus partes”, sostiene Toscanini.

Las tabletas son capaces de procesar la misma información que el teléfono, pero con una pantalla de mayor tamaño.
DAVID ESNAULT / AFP

Las tabletas son capaces de procesar la misma información que el teléfono, pero con una pantalla de mayor tamaño.
DAVID ESNAULT / AFP

Por estos motivos, los fabricantes han vendido alrededor de 160 millones de unidades. Llama la atención el dato de que sólo en el cuarto trimestre de 2020 se vendieron 52,8 millones, la cifra más alta hasta la fecha.

Las ventas llevan años cayendo en picado. Hubo momentos en que repuntaron ligeramente, pero la tendencia era a la baja. Sin embargo, en 2020, la pandemia, el teletrabajo y la educación a distancia parecen haber fomentado la venta de estos dispositivos, que ahora están pasando por una segunda juventud.

En 2020 se despacharon 160,6 millones de tabletas, mientras que en 2019 la cifra fue de 125,3 millones. Eso significa que el crecimiento interanual ha sido de un 28%.

Todas las principales marcas han aumentado sus ventas, según Canalys. Apple lidera el podio con un 37% de cuota de mercado, seguida de lejos por Samsung (19%), Huawei (10%), Amazon (10%) y Lenovo (9%).



Fuente