Cómo impacta en la economía de Argentina el ingreso récord de divisas del campo


Los primeros cinco meses del año se alcanzaron liquidaciones de divisas por más de US$ 13.300 millones y el período enero-mayo 2021 se consolidó como el de mayor liquidación de divisas de la historia, según surge de datos informados por CIARA-CEC. Un panorama de precios muy favorecedor, acompañado de un leve repunte de los niveles de exportación del complejo soja, fueron de la partida para consolidar este ingreso de divisas.

Además, el buen nivel de liquidaciones consolidó un mes de mayo que no sólo fue el mejor mes del año, sino el mejor mes de la historia desde el inicio de la serie en 2002. Mayo del 2021 totalizó más de US$ 3.500 millones, un 82% más que el mismo mes del año pasado.

En este sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario desgranó las principales aspectos de este récord. Según la entidad, el tonelaje exportado entre los diferentes complejos agroindustriales totaliza cerca de 43 millones de toneladas, una baja del 13% comparando los primeros cinco meses del 2021 con el mismo período del año pasado.

Por un lado, el complejo soja suma entre sus diferentes productos más de 16,6 millones de toneladas, una suba interanual del 5%. Acompaña el terreno positivo el complejo cebada subiendo más de un 20%, con despachos por cerca de 2 millones de toneladas.

No obstante, en lo que va del año se observan caídas en las cantidades exportadas para los complejos maíz y trigo del 15% y del 27% respectivamente, totalizando exportaciones por 13 millones de toneladas y 6,2 millones de toneladas, respectivamente. “La falta de lluvias adecuadas para potenciar los rindes de trigo en momentos críticos de desarrollo, así como asegurar una buena implantación del maíz temprano o de primera, derivó en una notable caída en la cosecha de estas variedades”, precisó la entidad rosarina.

En lo que respecta a precios, la dinámica de mayo llegó a su pico para comenzar a descender. En el caso del poroto de soja, el precio de referencia de la CAC Rosario convertido a dólares según el tipo de cambio Nación divisa comprador llegó a más de US$ 360 por tonelada a mediados de mayo, aunque luego de la euforia mostró un comportamiento bajista y hoy cotiza en torno a los US$ 335 por tonelada. “Aun así, este nivel de precios representa un alza del 1,75% si comparamos los precios actuales con los que encontrábamos al inicio del mes pasado”, agregó. 

Por su parte, el maíz y el trigo mostraron precios a la baja en mayo. El trigo acompaño la euforia de mediados de mes, llegó a los US$ 230 por tonelada y luego bajó para ubicarse actualmente en torno a los US$ 219 por tonelada. No obstante, la baja del grano amarillo fue más pronunciada si se compara los primeros días de junio con los de mayo. “Después de superar la barrera de los US$ 240, el maíz mostró una marcada baja y hoy cotiza en torno a los US$ 208, cayendo más de un 5% el mes pasado”, informó.

Para los precios internacionales, en lo que va del mes de junio éstos comenzaron a recuperar parcialmente las pérdidas del mes anterior en el marco de preocupaciones climáticas. La sequía que azota a Brasil en pleno cultivo de maíz de segunda o safrinha parece no encontrar fin limitando el potencial de rindes en una considerable porción del área sembrada.

Cómo impacta en la Argentina

El aporte de la agroindustria a las cuentas externas del país es fundamental para asegurar la estabilidad y el crecimiento económico, así como también para contar con las divisas necesarias para que los sectores importadores netos puedan realizar las compras al exterior que requieren y saldar cuentas externas. “En lo que va del año, el sector Oleaginosas y Cereales viene siendo de los únicos renglones del balance cambiario del BCRA con un saldo positivo de ventas netas de divisas”, puntualizó el informe. 

Esta dinámica productiva y de precios del sector agroindustrial ha sido fundamental para robustecer las reservas del Banco Central de la República Argentina.

En lo que va del año, el BCRA incrementó sus reservas en US$ 2.463 millones, lo que representa una suba del 6,2% de las reservas brutas. “En un contexto donde la estabilidad macroeconómica es fundamental para apuntalar la recuperación, la agroindustria realiza un enorme aporte a la macroeconomía en su rol exportador”, señaló el trabajo.

“No conforme con ello, se espera que el aporte del sector Oleaginosas y Cereales en el Balance Cambiario de BCRA sea aún mayor, ya que los datos de CIARA – CEC no engloban a la totalidad del sector. Asimismo, a estos datos deberán sumársele las exportaciones de los demás complejos que componen al sector”, cerró.



Fuente