Cómo es Piazzolla100, la plataforma que abre las puertas a la intimidad del genial artista y a su proyección internacional


La Fundación Ástor Piazzolla estrenó este 1° de marzo la plataforma Piazzolla100, que reúne testimonios inéditos del genial bandoneonista, de integrantes de su familia y de músicos de todo el mundo, condensados en cuatro núcleos, titulados Celebraciones, Piazzolla x Ástor, Piazzolla x Piazzolla’s y Piazzolla Means to Me.

El objetivo de la propuesta es, a partir de contenidos que hasta ahora han permanecido fuera del alcance del gran público, dar a conocer al Piazzolla más íntimo, y al mismo tiempo descubrir los alcances internacionales de su obra, a través de www.piazzolla100official.com – @Piazzolla100 (Instagram y Facebook) – @Piazzolla100th (Twitter)Piazzolla100 (Youtube).

-“Si tocás bien, es un placer, es un juego. Si alguno toca mal, le parto el bandoneón en la cabeza”.

-“De niño prodigio no tenía nada. Empecé a estudiar, tocaba Bach, tocaba mal pero estudiaba. Tocaba Schubert, lo tocaba mal pero estudiaba, después lo fui tocando bien, tocaba, estudiaba, fui tocando bien, mejor”.

-“Me enamoré de la música por primera vez en la vida a los 16 años”.

-“Buenos Aires ya tiene una canción nueva, y es Balada para un loco”.

Estos son algunos de los textuales de Ástor Piazzolla, desgranados en un diálogo íntimo con su hija Diana, que se ven reflejados en la plataforma creada por la Fundación Astor Piazzolla para celebrar el centenario de uno de los grandes revolucionarios del tango.

Piazzolla x Ástor está compuesto por diez capítulos que reproducen extractos del dialogo sostenido entre padre e hija entre 1983 y 1986, en la Ciudad de México y en Buenos Aires. Para ástor, “las biografías sólo se hacían para los muertos” y él sin duda estaba más vivo que nunca; sin embargo, su hija Diana logró convencerlo de que le contara la suya.

Ahora, a lo largo de los 10 capítulos se suceden trascendentales momentos o visiones singulares de su vida.

Fundamentales de Piazzolla100 reúne las piezas esenciales del repertorio de Ástor de acuerdo a diferentes criterios de curaduría, aunque una de sus particularidades es la ausencia de Adiós Nonino en ella. Claro que no se rata de un error, sino de que esta gran obra de Astor Piazzolla tendrá su propia lista, una selección especial de las múltiples versiones que interpretara desde su creación en 1959, en homenaje a su padre.

En tanto, Instrumental I presenta Años de soledad junto a Gerry Mulligan, Prepárense con su Orquesta de Cuerdas, Marrón y Azul con el Octeto Buenos Aires, Calambre junto a su Quinteto, Buenos Aires Hora Cero Live in Colonia, Lo que vendrá junto al Nuevo Octeto, Milonga del Angel con el Quinteto Nuevo Tango, Fuga y Misterio de su disco María de Buenos Aires Vol. 1, Zum y Onda 9 con su Conjunto 9, Libertango, Zita, Oblivion, Camorra, Escualo, entre los 20 temas que forman parte de esta primera lista.

Estos contenidos se complementan con las vivencias de su familia en el núcleo Piazzolla x Piazzolla’s. “Tuve el regalo y la fortuna de ser parte de la vida de Ástor, de haber vivido y visto las musas que bajaban a inspirarlo. Puedo decir que Ástor nunca hubiera imaginado que iban a cumplirse cien años de su nacimiento y que lo recordarían de ésta manera”, señala allí Laura Escalada Piazzolla, esposa del músico y a la vez fundadora y presidente de la Fundación Astor Piazzolla.

“El primer regalo de mi abuelo podría haber sido una pelota de futbol, un muñeco de peluche… Fué una armónica. Él se vinculaba con el mundo a través de la música: era su forma de expresarse, de darse a conocer a los demás. Fue su regalo para todos nosotros”, Daniel Villaflor Piazzolla, nieto de Astor y vicepresidente de la fundación.

Ástor Piazzolla en el Teatro Colón /Foto Gentileza Prensa

“Nosotros sabíamos ya de chicos que él era un genio, y toda la familia giraba en torno a él, apuntalándolo. Siendo ya adulto y formando parte de su conjunto, me dijo: ‘Vos sos mi hijo, y no te podes equivocar’. Me exigía mucho, y jamás lo defraudé”, recuerda Daniel Hugo Piazzolla, hijo de Ástor y papá de Daniel ‘Pipi’ Piazzolla, quien también aportó su testimonio a la plataforma: “Su obra cautiva a todo el mundo, genera por naturaleza un sentimiento de pertenencia. Esto lo he visto claramente en niños, ya sea en un jardín de infantes en Rusia o en aquellos que tocan en la calle por monedas. Ellos disfrutan con Oblivion o con Libertango”, señaló el baterista y líder de la agrupación Escalandrum.

Pero la plataforma no sólo recoge testimonios locales, sino que en el capítulo Means to Me reúne las palabras de grandes artistas que se manifestaron acerca del bandoneonista. “Si no hubiera conocido la belleza de su obra, estoy seguro de que no habría evolucionado como compositor por derecho propio. Por eso estoy muy agradecido. Gracias al Señor que su música vivirá en la eternidad al igual que los grandes maestros clásicos”, expresa el guitarrista Al Di Meola.

“La primera vez que escuché la música de Piazzolla, inmediatamente supe una cosa: era para mí. Nunca antes había escuchado una mezcla tan fresca de disonancia y nostalgia, complejos motivos melancólicos y dinámicas siempre cambiantes que van desde el toque más suave hasta la pura violencia. Su música nunca parece envejecer, y siempre parece encontrar una nueva belleza en ella con cada nueva escucha”, dice a su turno el guitarrista y ex Megadeth Marty Friedman.

En tanto, Paquito D’Rivera, quien sumó su clarinete a uno de los álbumes de Piazzolla, aporta su mirada. “Yo siempre veo a Astor Piazzolla como una especie de Charlie Parker argentino, que desde su rebelde soledad revolucionó la música de su tiempo, rompiendo con reglas que entonces parecían inamovibles, ejerciendo su influencia impetuosa y arrolladora, cambiando la faz del tango de una vez y para siempre”. 

Piazzolla, a 100 años de nacimiento, su encuentro con Gerry Mulligan para disco "Reunion cumbre".

Piazzolla, a 100 años de nacimiento, su encuentro con Gerry Mulligan para disco “Reunion cumbre”.

En una línea similar lo hace el vibrafonista Gary Burton, con quien Ástor le dio forma al disco The New Tango. “Me hice fan del mítico Astor Piazzolla en una discoteca de Buenos Aires en 1966. Veinte años después, me preguntó si colaboraría en un nuevo proyecto de tango-jazz que tenía en mente. El resultado fue un año de giras y grabaciones con el grupo Piazzolla, y la oportunidad de conocer el tango contemporáneo del propio maestro. Piazzolla reunió los mundos del tango, el clásico y el jazz, y merece todos los elogios que inspira su música”, dice.

Diecinueve son los artistas participantes de este núcleo de contenidos producido por Villaflor Piazzolla, quien también recogió el testimonio del jovencísimo Jacob Collier, los de artistas como Esperanza Spalding y Hermeto Pascoal, a los que se suman representantes internacionales de nuestra música como Lalo Schifrin, Daniel Barenboim, Horacio Lavandera, Julio Bocca, Teresa Parodi, Daniel Binelli, Rodolfo Mederos, Raúl Lavié y Oscar López Ruiz.

La trascendencia internacional de Piazzolla se evidencia también en los festejos que se realizarán por su centenario durante el 2021 en todas partes del mundo. Ya el 8 de enero pasado Lucienne Renaudin presentó Piazzolla Stories en Gstaad, Suiza, en el marco del Festival de la Bernese Overland comenzaron los homenajes, que se prolongaron en Granada entre el 26 y el 31 de enero con el XXXVI Concurso Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia, y en Londres, donde The London Mozart Players brindo el concierto The Four Seasons of Buenos Aires en honor al músico.

En Madrid, el pasado 12 de febrero se realizó un concierto en el Espacio Ronda y el 23 de febrero se presentó en California el Philippe Quint Ensemble and members of Joffrey Ballet con su obra Astor Piazzolla at 100, justo cuatro días antes de que la Royal Liverpool Philarmonic Orchestra presentara The Four Seasons: Vivaldi & Piazzolla.

En Marzo los festejos continuarán en Madrid, Estocolmo, Milwaukee, Eiterfeld, en Alemania; Bozar, en Bélgica, y en Paris. El detalle de los homenajes relevados puede verse en www. piazzolla100official.com, en un listado que tendrá una actualización permanente.

En Buenos Aires se destacan el ciclo de conciertos con el que el próximo 5 de marzo el Teatro Colón reabrirá sus puertas tras casi un año de actividades cerradas al público debido a la pandemia de coronavirus. Asimismo, se llevará a cabo en el CCK la primer Muestra Inmersiva de Argentina, un homenaje de artistas en el mismo Centro Cultural y un amplio programa musical que desarrollarán a lo largo del año.

El broche de oro de la celebración llegará en noviembre, con el Concierto Obelisco, en la Plaza de la República frente al icónico monumento porteño. Se trata de un evento de carácter gratuito íntegralmente producido por la Fundación Astor Piazzolla, con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, durante el cual se presentarán artistas argentinos en una programación basada en cuatro ejes: Piazzolla Sinfónico; Piazzolla y el Jazz, a cargo del sexteto Escalandrum; Piazzolla y el Tango, a cargo del Quinteto Astor Piazzolla; y Piazzolla repertorio cantado, con la participación de cantantes argentinos populares del rock y el pop, con dirección musical de este Concierto está a cargo de Nicolás Guerschberg y la Producción de Horacio Sarria.

E.S.



Fuente