Carlos Cuevas, el galán español que va de la filosofía moderna de Merlí a la música de los ’60


Fue el alumno dilecto de Merlí y llegó a la universidad para convertirse en filósofo en la secuela Sapere Aude. Ahora también podemos ver a Carlos Cuevas como Rober, un cantante de los sesenta en 45 Revoluciones, serie que en estos días se puede ver por Atreseries y también está disponible en Flow y Netflix.

En España, casi todos lo conocen porque trabaja desde muy chico. Pero aquí y en el resto del mundo fue, es -¿y será?- Pol Rubio, ese personaje que lo volvió una estrella masiva en la historia del profesor catalán que tan bien encarnó Francesc Orella durante tres temporadas.

Rebelde, provocador y abierto sexualmente, Rubio se volvió un referente televisivo de la clase obrera y del colectivo LGTB. Gracias a él, Cuevas entró en la categoría de “galanes”, y es hoy una de las caras más codiciadas del streaming.

Carlos Cuevas en su última visita a Buenos Aires. (Foto Lucía Merle)

“Estoy orgulloso, motivado, todo es muy positivo. Vivo un buen momento profesional, así que hay que aprovecharlo con cabeza, porque en este oficio puedes estar en la cima de la ola o que la misma ola te arrastre”, reflexionaba hace un tiempo en una entrevista con el diario español ABC.

En la Merlí original era el estudiante que más jugo le sacaba al maestro. De ahí que fuera el indicado para interpretar al universitario que se decide por la Filosofía en Sapere Aude.

“Le tengo mucho cariño a esta serie por todo lo que me ha dado. El personaje de Pol ha crecido y madurado de la misma manera que yo como individuo”, decía Cuevas sobre la serie spin-off  cuya segunda temporada se estrenó en abril de este año.

Apenas unos meses antes de filmar la secuela de Merlí, Cuevas encaró otro protagónico en 45 Revoluciones, el drama musical de los creadores de Grand Hotel, Velvet y Las Chicas del Cable. Allí es un joven cantante que se enamora de Maribel (Guiomar Puerta), una artista distinta que está dando sus primeros pasos en la industria musical de los años ’60.

Para preparar ese personaje, el actor catalán contó que vio varias biopics sobre cantantes icónicos, entre ellos, el gran trabajo de Joaquin Phoenix como Johnny Cash en Johnny y June: Pasión y locura.

En "45 revoluciones", Cuevas es Rober, un músico rebelde de los años '60.

En “45 revoluciones”, Cuevas es Rober, un músico rebelde de los años ’60.

El niño actor que empezó en publicidad

Carlos Cuevas Sisó nació hace 25 años en Barcelona. Empezó como actor de publicidades a los cinco años. A los siete debutó en cine, en la película La mujer de hielo.

A partir de los ocho, incursionó como actor de doblaje de películas y para campañas publicitarias de televisión y radio. Un año después debutó en la pantalla chica, en un capítulo de Trilita, serie de TV3.

Su primer gran papel le llegó en 2005, con sólo nueve años, en la serie Ventdelplà de TV3. El público catalán se enamoró de Biel Delmàs, el niño que llevó adelante durante 330 capítulos y siete temporadas en esa serie que terminó en 2010.

En la "Merlí" original era el alumno predilecto del maestro de filosofía encarnado por Francesc Orella.

En la “Merlí” original era el alumno predilecto del maestro de filosofía encarnado por Francesc Orella.

“Yo siempre fui muy trabajador y constante. De chico decía que quería actuar. Fui niño actor”, contaba en su última entrevista con Clarín.

Antes de meterse en la piel de Pol Rubio, Cuevas trabajó en las últimas temporadas de Cuéntame cómo pasó, la exitosa y longeva serie española protagonizada por Imanol Arias, que narra la historia del país y que aquí tuvo su versión local. Allí encarnó a Marcos, el novio de Inés, uno de los personajes principales.

El año pasado, Cuevas se sumó a la serie Leonardo, una coproducción italiana, francesa, española y alemana que aborda la vida y obra de Leonardo Da Vinci. En su primera producción de habla inglesa encarnó a Salai, pintor discípulo del creador de La Gioconda.



Fuente