Brutal golpiza a un jugador de la NFL en el baño de un bar



Una promesa de la NFL protagonizó una brutal pelea en el baño de un bar, la cual podría haber terminado con su carrera. Se trata de Spencer Jones, jugador de los Sooners de Oklahoma, quien discutió y recibió una feroz golpiza en manos de un joven que resultó ser experto en artes marciales. Por los golpes recibidos, el ganador del premio Pete Mordell al Holder del Año casi pierde su ojo izquierdo, aunque lograron reconstruir su hueso orbital tras cuatro horas de cirugía.

La riña ocurrió el pasado 16 de febrero en el pub The Daily, local ubicado en la ciudad de la Universidad de Oklahoma. Las imágenes fueron difundidas en las últimas horas y muestran cómo el atleta de la NFL discute con un joven, de nombre Walker Brown, junto a otros dos hombres que también estuvieron involucrados (un amigo de Jones y el hermano de su oponente). Luego, claro, se desató el altercado.

Los videos que captaron el momento de la pelea fueron grabados con celulares de personas que se encontraban en el baño y viralizados con el correr de los días. Nadie intentó separar, aun viendo cómo Brown le realizó una toma a Jones y lo tiró al piso para, después, golpearlo brutalmente, a pesar de los intentos de defensa del receptor de los Sooners.

“Jones intentaba tranquilizar la situación, pero desafortunadamente no lo logró pese a sus mejores esfuerzos y se convirtió en víctima de la agresión que vieron”, declararon desde el entorno del jugador, que trabajan con un abogado a cargo de la situación del deportista norteamericano para iniciar una demanda.

Pero del otro lado hubo respuesta: “Hubo algo que ocurrió antes del inicio del video, ya que mi nariz no sangra sin motivo. Gracias de nuevo por todo el apoyo”, contestó el mismo Walker Brown en una carta publicada en el sitio mmafighting. El mensaje tiene que ver con las donaciones que recibió el luchador amateur de artes marciales para costear los daños y perjuicios a pagar: llevan 28.960 dólares reunidos y estiman llegar a los 50.000, dentro de la campaña GoFundMe (por medio de la que él y su hermano Braden juntan el dinero).



Fuente