Anuncian el cierre de uno de los frigoríficos más grandes del país y los trabajadores acusan al titular del Sindicato de la Carne



En medio de un clima tenso y con cientos de trabajadores y familiares tomando la planta, el frigorífico Arre Beef, uno de los más grandes del país y que emplea a 1.000 personas, anunció este viernes que deja de funcionar.

Los trabajadores acusan al titular del Sindicato de Trabajadores de la Carne en la zona norte, Luis Pérez, quien se desempeña en el cargo desde hace décadas.

“Me encuentro con un problema que no puedo resolver. Hoy lamentablemente tengo que informarles que Arre Beef ha dejado de funcionar. Arre Beef no trabaja más”, dijo el presidente de la empresa, Hugo Borrel, con un megáfono y de cara a los cientos de trabajadores que reclaman aumentos salariales y también que se les permita elegir a un nuevo delegado gremial.

Y agregó: “Hoy estamos en conciliación obligatoria y acá se suben a sillas, gritan y aplauden y no se bien qué porque estoy entre los 3 o 4 frigoríficos que pagan, y pago puntualmente los días 5 y 20 de cada mes”.

En Arre Beef los trabajadores cobran por quincena. Los empleados denuncian que los ingresos son muy inferiores a los de otras empresas de la zona. Según detallaron a Clarín allegados a los trabajadores, un empleado que se desempeña como despostador en Arre Beef cobra 25 mil pesos por quincena, mientras que quien cumple la mis función en el frigorífico La Anónima de Salto percibe el doble.

Aseguró Borrel que “esta situación no se va a revertir, venga quien venga”, y lanzó: “Veré qué hago con la carne que tengo colgada y veré qué hago con la hacienda que se está muriendo en los corrales”.

El reclamo de los trabajadores lleva semanas y llegó al punto de que cientos de ellos decidieron parar por tiempo indeterminado y tomar la planta en medio de la conciliación obligatoria.

Noticia en desarrollo.



Fuente