Afirman que persistirán los efectos de la sequía en muchas zonas



El otoño 2021 evolucionará dentro un escenario Neutral levemente frío. Así lo indica el último informe de perspectivas climáticas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, y agrega que al mismo tiempo, los vientos polares volverán a hacer sentir su influencia.

“Las tormentas cordilleranas se activarán con vigor, aportando humedad al oeste de la Patagonia, y beneficiando parcialmente al sudoeste de la Región Pampeana, pero inundando el interior del Cono Sur con aire fresco y con bajo contenido de humedad, de manera que sólo las zonas más próximas al Océano Atlántico recibirán buenos aportes de humedad”, explica la entidad, y remarca que este proceso producirá cortos e intensos descensos térmicos, pero sin causar heladas otoñales tan intensas como en la temporada anterior.

Mientras tanto, según el informe la disminución estacional de la radiación solar y temperatura reducirán la evapotranspiración mejorando el aprovechamiento de las precipitaciones, pero sin lograr compensar los déficits que afectan al interior del área agrícola.

Además, las altas cuencas de los grandes ríos Paraná y Paraguay entrarán en su estación seca, por lo que sus alturas volverán a entrar en disminución, manteniéndose por debajo de sus niveles normales.

Otro invierno con riesgo de incendios

Para el invierno, los rasgos descriptos se acentuarán. “Desde el punto de vista térmico, continuarán observándose cortos e intensos descensos térmicos, pero es probable que no se registren heladas invernales tan intensas como en la temporada anterior”, dice el informe, y advierte que los faltantes de humedad y las bajas temperaturas volverán a generar grandes masas de material vegetal seco y combustible, dándose condiciones propicias para la producción de incendios.

Ya llegando a la primavera, se atenuarán los vientos polares pero el informe de la Bolsa indica que el enfriamiento del Océano Pacífico Ecuatorial podría generar un periodo neutral frío, determinando amplios focos de sequía en el interior del Cono Sur, de manera que sólo las zonas más próximas al Océano Atlántico mantendrán buenos niveles de humedad edáfica.

“Desde el punto de vista térmico, se observarán algunos descensos térmicos tardíos, pero menos riesgosos que en la temporada anterior. El aumento estacional de la radiación solar y temperatura incrementarán la evapotranspiración reduciendo el aprovechamiento de las precipitaciones, e incrementando los déficits que afectan al interior del área agrícola. Este proceso mantendrá el riesgo de incendios de campos y bosques hasta mediados de la primavera”, detalla la Bolsa porteña.

Mientras tanto, las altas cuencas de los grandes ríos Paraná y Paraguay recibirán aportes hídricos algo inferiores al promedio, retardando la recuperación del calado de los puertos.



Fuente